Tengo problemas de visión, ¿debo cambiar de gafas?

síntomas de problemas de visión

Muchas veces tenemos problemas de visión, independientemente de si usamos o no gafas. Algunos de los síntomas que indican que debemos comenzar a usar lentes de contacto o cambiar las que ya tenemos pueden darse cuando estamos intentando leer un libro o usar el móvil (pérdida de agudeza visual), problemas a distancia intermedia (trabajar en ordenador) o no conseguir enfocar de lejos.

A continuación os contamos qué tipo de problemas de visión existen, síntomas a tener en cuenta para acudir al oftalmólogo o  a Mi Óptico y consejos para cuidar las gafas.

Tipo de problemas de visión

  • Miopía: se trata de una visión borrosa de lejos. Si supera las 6 dioptrías puede traer consigo alteraciones como desprendimiento de retina, mayor incidencia de glaucoma y cataratas.
  • Astigmatismo: se trata de un problema del ojo al enfocar, independientemente de la distancia a la que nos encontremos del objeto. Los síntomas más típicos son fatiga visual y dolores de cabeza.
  • Hipermetropía: se trata de una visión borrosa de cerca y se detecta principalmente cuando sentimos cansancio al leer y trabajar de cerca.
  • Vista cansada: se debe al envejecimiento del ojo. Suele aparecer a partir de los 40 años. Los principales signos de vista cansada se aprecian cuando empezamos a necesitar más luz para leer, la imagen se hace borrosay tenemos que alargar los brazos para poder ver de cerca. En estos casos lo recomendable es utilizar gafas progresivas.

 

problemas de visión

Síntomas que indican problemas de visión

– Pérdida de visión repentina

– Ver borroso

– Visión doble

– Mala visión de cerca o de lejos

– Molestias con el exceso de luz

– Ver halos alrededor de la luz

– Irritación, dolor o picor de ojos

– Lagrimeo excesivo, conjuntivitis duradera…

– Dolor de cabeza

– Pinchazos internos

En caso de usar gafas nuevas y presentar alguno de estos síntomas pasadas dos semanas de haber comenzado a utilizarlas, deberás acudir a la óptica porque podría tratarse de que los cristales no estén bien graduados.

 

Consejos de cuidado para las gafas

Lo principal es evitar que los cristales se rayen, dado que con este problema tendremos más dificultades de visión y podrán aumentar las dioptrías por el esfuerzo extra que realiza el ojo para enfocar.

También se debe evitar el uso de toallitas húmedas “especiales para lentes”, pues con el tiempo deterioran el cristal.

También es importante llevar las patillas de la gafa bien ajustadas, dado que si la lente está torcida puede cambiar el eje del astigmatismo y provocar una peor visión.

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no se publicará.